JUEGA LIMPIO

 

Juega para tu equipo, éste es más importante que el lucimiento personal.

Utiliza tu figura de entrenador  para educar en valores. Eres el ejemplo de tus deportistas.

Esfuerzo y continuidad en el entrenamiento son las claves del éxito.

Grita si es para animar, nunca para insultar.

Aprende a ganar y a perder. Siempre habrá quien te gane. Acéptalo y felicita al contrario. 

Lucha por ganar, pero participar y divertirte es lo más importante. 

Imagina que tu eres el arbitro y recuerda las veces que tu fallas o te equivocas antes de criticarle.                                             

Mejora el comportamiento de tus hijos con tu ejemplo.

Participa respetando las reglas de tu deporte y el espíritu deportivo.

Intercambia un saludo con tus rivales y reconoce su esfuerzo.

Opta por estos consejos y serás mejor deportista y persona.

 ***************